WhatsApp: (+54) 11 7365-2286 infosabrinacaporaso@gmail.com

Podemos hacer muchas cosas para ayudar a los niños a llegar a un peso saludable y mantenerlo. Hacer ejercicio y comer alimentos y bebidas saludables son importantes para su salud y la de toda la familia.

El exceso de peso en los niños aumenta la posibilidad de que desarrollen problemas de salud ahora o más adelante en la vida, y corren mayor riesgo de llegar a la edad adulta con exceso de peso.

No ponga a su hijo en una dieta para adelgazar a menos que el médico se lo indique.

¿Qué puedo hacer para mejorar los hábitos de alimentación de mi hijo?

Es importante consumir menos alimentos, bebidas y refrigerios altos en calorías, grasa, azúcar y sal. En su reemplazo, puede optar por: frutas, verduras y granos enteros como arroz integral carnes magras (bajas en grasa), pollo y otras aves, mariscos, frijoles y guisantes (arvejas), productos de soya y huevos, en lugar de carne con mucha grasa batidos frios de frutas o verduras frescas y yogur, hechos con yogur sin grasa o bajo en grasa en lugar de los batidos de leche o helado agua,leche sin grasa o baja en grasa, en lugar de refrescos y otras bebidas con azúcar añadido. Evitar servir porciones grandes. Comience con cantidades más pequeñas de comida y deje que su hijo pida más si todavía tiene hambre. Limitar las comidas rápidas

No ofrezca alimentos que le gustan a su hijo como premios cuando esté tratando de animarle a practicar hábitos saludables. Prometerle a su hijo un postre rico si come sus verduras, le envía un mensaje de que las verduras son menos valiosas que el postre.

 ¿Cómo puedo ayudarle a mi hijo a ser más activo?

Trate de que la actividad física sea divertida para su hijo. Los niños necesitan alrededor de 60 minutos de actividad física al día, pero no tiene que ser toda de una sola vez. Hacer periodos cortos de 10 o incluso 5 minutos de ejercicio varias veces el día da los mismos resultados. Si su hijo no está acostumbrado a hacer ejercicio, anímelo a comenzar poco a poco hasta llegar a los 60 minutos al día.

 ¿De qué otra manera puedo ayudar a mi hijo?

Puede ayudar a su hijo siendo positivo y dándole apoyo mientras participa en el programa para el control de peso. Ayúdele a que se ponga metas específicas y a llevar un registro de su progreso. Celebre los éxitos con elogio y abrazos.

 Dígale a su hijo cuánto lo ama y que es especial e importante. Los sentimientos de los niños sobre sí mismos a menudo se basan en lo que ellos piensan que sus padres y otros cuidadores sienten sobre ellos.

 Escuche sus preocupaciones sobre su peso. Su hijo necesita apoyo, comprensión y que los adultos que se preocupan por él lo animen en su progreso.

 Premie con elogios y amor los esfuerzos de su hijo para hacer más ejercicio y comer más saludablemente.

Pin It on Pinterest

Abrir chat
1
Hola👋,
Estoy en línea en este momento, ¿qué puedo hacer por ti?